Spanish English French German Italian Portuguese Russian

                         Tomado de: www2.solomoto.es

LA SOLAR FLYER: LA PRIMERA MOTO SOLAR              
[img:20090601201332202 align:auto link:0 alt:0]
Tiene 80 km. de autonomía y tarda en recargarse más de 2 días

Por Joan Carles Vázquez

El francés Richard Gryzch ha ideado un prototipo que funciona gracias a unas baterías que se recargan mediante paneles solares.
De todos es sabido que en épocas de crisis se agudiza el ingenio, sobre todo si nos tocan el bolsillo. Y Richard Gryzch es el mejor ejemplo de ello. No en vano, el francés ha ideado una moto eléctrica capaz de recargar sus baterías a coste cero, de forma totalmente gratis, mediante paneles solares, una fuente de energía ecológica al 100%, no contaminante e ilimitada.

La Solar Flyer, que es como se llama el prototipo creado por Gryzch, se recargaría gracias a una serie de paneles solares dispersos por toda su carrocería. Su autonomía de momento es de 80 km. y puede alcanzar una velocidad máxima de hasta 150 km/hora.

En cuanto al tiempo de recarga, todavía sigue siendo muy largo, más de 48 horas si sólo se hace mediante el sol. De ahí que la moto solar de Gryzch disponga de una toma de corriente para enchufarse a la red eléctrica.

De todos modos, el inventor francés confía en reducir el tiempo de recarga a un “tiempo razonable” y aumentar su autonomía “hasta los 500 km”.



                 Acá otra noticia bastante interesante:

PRESENTANDO EL PRIMER SISTEMA DE LOCALIZACIÓN DE ACCIDENTES PARA MOTORISTAS

Por www.solomoto.es      [img:20090601201329641 align:auto link:0 alt:0]

La empresa European Datacomm España, con sede en Zaragoza, ha presentado el primer detector de caídas para motoristas, a través de una demostración en vivo que ha sido realizada por un motorista de la Escuela de Conducción de la Asociación Mutua Motera, quien ha realizando varias caídas controladas en la capital aragonesa.
Un director comercial de European Datacomm HQ Bélgica, Pedro Simón, ha explicado a la prensa que cuando se produce una caída, este sistema tarda siete segundos en enviar un mensaje de alerta a la Central Receptora de Alarmas de 'Mondial Assistance'.

Al recibir el mensaje, el operador intenta ponerse en contacto con el cliente accidentado y "si en tres minutos no lo consigue, automáticamente avisa al teléfono 112 y a las fuerzas de seguridad para indicarles el lugar exacto del accidente", ha relatado el responsable comercial.

La demostración del funcionamiento del sistema, llamado Protect Sat Smart Bike, se ha realizado junto con la Central de Alarmas de Mondial Assitance en Madrid --donde se gestionan los mensajes de alerta del detector de caídas-- y ha concluido con la llegada de los servicios de emergencia de la Cruz Roja al lugar de la caída.

El sistema lleva incorporada una tarjeta Sim que permite la conexión con cualquier operador nacional y se comunica con los servidores cada cien segundos, lo que permite saber cuál fue la última posición del motorista en caso de accidentes en subterráneos.

El gerente de European Datacomm España, César Celiméndiz, ha precisado que con este sistema el motorista, considerado tradicionalmente como el "eslabón mas frágil de la cadena de la circulación vial, puede sentirse más protegido frente a uno de los mayores riesgos que le amenazan, su aislamiento en la carretera en caso de accidente".

El presidente de la Asociación Mutua Motera, Juan Manuel Reyes, ha manifestado, al respecto, que el motorista "es uno de los elementos más vulnerables de la carretera" y solamente en 2007 hubo 880 víctimas mortales en accidente de moto y 37.400 heridos, de los cuales 6.000 fueron graves, ha apuntado.

En esta línea, los responsables de European Datacomm España han señalado que uno de los objetivos de este proyecto es reducir el número de víctimas mortales en accidente de moto.

Además, han indicado que para su desarrollo han contado con el asesoramiento de la Asociación Mutua Motera, que ha colaborado con la empresas en las pruebas y desarrollo del detector de caídas para motoristas.

El sistema también permite, además, probar todos los componentes antes de la puesta en marcha de la moto, detectar el desplazamiento no autorizado de la moto, detectar el levantamiento de la moto, el nivel bajo de la batería. Detectar la caída de la moto parada, y la verificación para controlar el buen funcionamiento del sistema.

Tiene un coste de 400 euros, a los que se suman 210 anuales de mantenimiento.

Ir arriba